rss
twitter
    Sips, también estoy en twitter :)

viernes, 18 de abril de 2014

Es tan fácil ser dueño de la verdad

Seth_Godin“Es tan fácil estar en lo cierto cuando todos los demás están equivocados”. Encontré esta frase en el blog de Seth Godin, el pelado de la foto a la derecha.

Es un tipo que sabe mucho de marketing y de otras cosas. Casi siempre es interesante leer lo que tiene para decir. Su sitio Web también está bueno, visitalo ;)

La frase original y el vínculo al post que la contiene:

"So easy to be right when everyone else is wrong"
Tomado del blog de Seth Godin

La idea es, claramente, el desafío irónico; te preguntás: ¿Cómo es que TODOS están equivocados? Es decir... ¿todos los demás?, ¿toda la gente? Y, sí. Es la premisa necesaria para poder afirmar, sin temor a dudar que Estás En Lo Cierto.

Tenés razón.

Fácil, ¿verdad?

No sé qué dijiste, o qué estás defendiendo, o cuál es tu posición acerca del tema en cuestión o si es un asunto de trabajo, ciencia, religión, política o el sexo de los ángeles. ¿Te digo algo? Tenés razón.

¿Por qué lo sé? Porque en ese tema particular, en el que sos el dueño de la verdad, todos los demás estamos equivocados :p

---
O... ¿quizás no?

jueves, 17 de abril de 2014

Contactos en Facebook, Twitter, LinkedIn...

Tuiter_Feisbuc_LIUn chiste muy repetido: En Tuiter uno hace amigos que nunca pensó que haría, en Féisbuc uno se aleja de amigos que nunca pensó que dejarían de serlo.

Pero es que es cierto, Féisbuc es un sitio extraño en donde uno no puede andar diciendo lo que piensa porque enseguida saltan al cuello ¡los amigos!, ¡la familia! y también algunos desconocidos en caso de que el perfil sea demasiado público...

Por lo menos en Tuiter uno sólo recibe críticas de parte de extraños, generalmente gente de poca instrucción y escaso coeficiente intelectual. La mayoría de la gente valiosa Retuitea y Favea... o no da bola, eso también pasa... pero es menos dañino al corazón y al amor propio. Uno puede seguir sintiendo que lo que dice vale (aunque no lo lea ni el loro, como pasa con algunos blogs :)

Nota 1: Al pie incorporo un breve glosario (*).
Nota 2: Al pie nada, lo incorporo ahora, porque si no, no se entiende un joraca.

(*) Glosario:

  • Tuiter: Twitter (sirve para informarse y divertirse)
  • Féisbuc: Facebook (sirve para ponerse en contacto con viejos amigos de la secundaria... del barrio... y con la familia... y... [EDITADO: Me están enseñando a usar este coso, que todavía no le he tomado bien la mano; por ejemplo, este post va publicado en Féisbuc, *que se ve que es donde estaban todos* y yo no lo sabía. Pero ya me explicaron, así que aquí vine])
  • Tuit: Tweet (es un breve texto de hasta 140 caracteres que cualquier dueño de una cuenta de Tuiter puede Tuitear; Tuit puede ser un verbo: to Tuit = Tuitear)
  • TL: Timeline (es la línea de Tuits que se arma en la pantalla de la App de Tuiter en el celular, con los Tuits que largan todos los Tuiteros que uno sigue; puede llegar a congestionarse si uno sigue a muchas personas o si algunas de esas personas Tuitean muy seguido)
  • Follow: Seguir (consiste en seguir a alguien en Tuiter, con lo cual todos los Tuits de ese alguien comienzan a aparecer en el TL propio)
  • UF: Unfollow, Dejar de Seguir (es una forma de poder leer algo en medio de la maraña interminable de Tuits que saturan el TL, cuando uno no tiene otra App que la oficial de Tuiter; otros dirían que simplemente consiste en limpiar el TL cuando se ensucia)
  • RT: Retuit, Retweet (es como copiar y pegar, pero dejando a la vista el autor original del texto; todos tus seguidores verán tu RT, y verán quién fue el que escribió el Tuit original. Un RT también es una forma de decir "Me gusta", en un símil de la idea de Féisbuc; es una forma en realidad más eficiente de decir "Me gusta", porque lo decís de nuevo y para que todos los que te siguen lo puedan ver... cosa que rara vez sucede, porque el TL se mueve muy rápido y la mayoría de tus Tuits y RT son invisibles para los demás)
  • Retuitear: hacer Retuit, to Retweet (es el verbo de hacer lo que dice en el ítem anterior. La mayoría de las veces este verbo se abrevia con dos letras: RT; dado que se escriben igual -con las mismas dos letras
    el usuario experto sabrá distinguir cuándo se trata del sustantivo y cuándo del verbo, puesto que no son la misma cosa... se requiere mucha práctica)
  • Favear: Mark as Favorite, darle Fav, Favoritear (es un verbo que quiere decir "Me copa", pero a mí nomás; le pongo una estrellita y me lo guardo para verlo después, cuando me dedique a revisar mis favoritos... en otro momento. ¿Cuándo? No sé, qué se yo. Probablemente nunca. Pero al autor del Tuit que Faveaste, seguro que le cae bien: es una forma de decirle a él "Me gusta", sin que otros se enteren de tu amor secreto por los Tuits perversos de un/a Tuitero/a pervertido/a)

Ya va destilándose la idea de que me interesa más Tuiter que Féisbuc. Y no es que Féisbuc no sirva para nada, por supuesto que sirve. Sirve para... bueno, para... qué se yo... pelearse con los amigos... jugar, creo, a algo... ¡Qué se yo! Si lo usara un poco más podría argumentar mejor. Algún amigo vendrá a ayudarme con esto. Siesque. [EDITADO: como puse más arriba, ya vino un amigo a ayudarme y me dijo que tengo que publicar actualizaciones y poner Me gusta cuando algo me gusta. Que al principio puede parecer un poco raro, pero que pronto le tomo la mano y salgo andando solito. Voy a probar]. 
 

Vamos a Tuiter

En Tuiter es sabido que el TL (Timeline) se llena rápido si se sigue a mucha gente y por lo tanto hay que ser selectivos. Si hay "ruido" y leer diez minutos de TL lleva una hora, se está siguiendo a demasiada gente. Achicar la lista, al mismo tiempo que se aumenta densidad de información útil, significa desafortunadamente dejar de seguir a algunos conocidos que Tuitean mucho... pero rompen un poco las pelotas. Menos mal que en Tuiter existe la regla no escrita que dice "Si dejo de seguirte, no es algo personal, es sólo negocios".

@ozchrisrock (una parody account de Chris Rock bastante buena) lo dice bastante bien ;))

"If I unfollow you, please don't take it personally. It's just that I don't like your tweets and don't like you."

Dice: “Si te dejo de seguir, por favor no lo tomes personalmente.
Es sólo que no me gustan tus Tuits... y no me gustás vos”.

No hay que molestarse si a uno lo dejan de seguir. Hay fanáticos, es cierto, pero no son tantos. Y es fácil dejar de seguirlos. Malditos fanáticos... UF.

El aparente problema viene cuando uno deja de seguir a un amigo. Gracias a Dios no es como en Féisbuc, que viene a ser una especie de divorcio. No, no es para tanto, pero alguna explicación hay que dar, y he aquí la primera razón de este post:
 

1. Explico por qué dejé de seguirte en Tuiter

Versión 1: No me interesa lo que decís. En Tuiter, claro... En el asado está buenísimo que charlemos de cualquier boludez. Pero ¿sabés qué pasa? En Tuiter tengo un TL medio complicado y se me hace largo para el tiempo del que dispongo para ponerme al tanto de todo lo que tengo que ver y seguir y leer y tus... Tuits... no son de lo más copado y bueno, no me gustan, y entonces UF. Pero yo quisiera que sigamos siendo amigos. O também não. Qué se yo... vos dirás.

Versión 2: Me equivoqué y en un roundup generalizado le di a algún botón de más sin querer. O la App de Tuiter en el celular empezó a marcar botones que yo no había tocado en la pantalla y al final no sé quién quedó seguido y quién no se siguió más... juro que pasó, lo vi con mis propios ojos, éstos que llevo puestos. ¡Es verdad! Bueno, cosa tuya si me creés o no... Má sí, andá a freír churros.

Vale para ambas versiones: Igual, por las dudas no te voy a dar un UF en Féisbuc. O como se le diga ahí, porque sé que ahí es diferente. Eso sí lo sé. Tranquilo, ahí todo bien. ¿Sí?

OK. Entonces voy rápido a la segunda razón del post.
 

2. Explico por qué no te acepto en LinkedIn

Ya sé que me enviaste la invitación tres veces. Sí, la vi. La había visto la primera vez. Y la segunda.

No es que no te quiera o que no me caigas bien. Es que no tiene una mierda que ver lo que hacemos cuando nos juntamos a comer un asado o con la familia con lo que hago con mi trabajo. Y LinkedIn es para el trabajo, ¿viste? Es para eso. Para ponerse en contacto con gente con la que uno trabaja.

Es más, te cuento: Si alguien en LinkedIn tiene más de quinientos contactos, aparece al lado de su Perfil un numerito con un signo más: +500.

Eso significa que tiene más de 500 contactos. Lo cual es una bocha, una cantidad enorme de contactos. Más de los que es posible hacer en una vida laboral ordenada, realista (hablando de estándares más o menos estándares). A no ser –y no hay drama- que tu profesión sea... bueno, la más vieja... pero en ese caso dudo que tengas una cuenta de LinkedIn para vender tus servicios.

De hecho, uno de los criterios que yo utilizo para ver si acepto a un nuevo contacto es la cantidad de contactos que ese contacto tiene. Si es +500 mi respuesta es un NO automático. No me interesan los "coleccionistas de contactos". Esto está muy visto en LinkedIn y soy más o menos talibán en este tema. +500 = chau.

A menos que te conozca desde antes de que te hicieras famoso y popular
y adorado por las masas, o sea, cuando eras un pelagatos como yo  ;)

Otro criterio para ver si acepto o no a un nuevo contacto es bien simple: ¿te conozco?, ¿alguna vez tuvimos algún contacto laboral?, ¿alguna vez tuvimos algún contacto profesional, ponele en un evento, seminario, simposio, fuimos compañeros en la universidad, docente-alumno, alumno-docente? Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es NO, entonces significa que no te conozco. Si no te conozco = chau.

Por favor no te ofendas si no te acepto aunque hayamos jugado al paddle un montón de veces. Por ahí, con el laburo nada que ver, ¿se entiende?

Me tomó algo de tiempo captar esta verdad del LinkedIn. Es mi verdad, no la de todos; y es la de ahora, no la de ayer y no sé si la de mañana. De hecho, me acuerdo clarito cuando me sentí rechazado hace unos siete años porque un tipo para quien había trabajado no aceptó mi solicitud de contacto. Pensé "¿Y este coso quién se cree que es?, ¿Einstein?, ¿alguna especie de semidiós?". Me sentí menospreciado por ese pobre tipo. Pobre, digo, porque no se merecía mi enojo... el boludo era yo, claramente. Claramente hoy, en ese momento no lo vi.

Ahora lo entiendo. El tipo, aunque hubiera trabajado conmigo, y en un proyecto interesante, y eso, bueno, no le copaba tenerme en su red de contactos. Y eso está bien, porque tiene todo el derecho del mundo de aceptar al que le pinte y no aceptar al que no le pinte. Menos mal que le envié una sola invitación. Luego me di cuenta, cuando yo mismo deje de darle bola a las solicitudes de otras personas, de que LinkedIn insiste como tres o cuatro veces por mail para asegurarse de que no te olvidaste de revisar esa solicitud de contacto. Qué pesados.

Ojo, que no estemos en contacto en LinkedIn hoy no significa que no podamos estar en contacto más adelante, o en otra red, o en otra vida.

Así que por favor, no te ofendas.

Y si te ofendés, no me sigas ;)

miércoles, 16 de abril de 2014

Windows 8 y su Botón de Inicio (cont’d)

classic_shell_iconAl principio porque se habían olvidado de incluirlo, luego porque lo incluyeron mal, el asunto es que Microsoft no da en el clavo con el botón de inicio. Es que andaba bien en Windows XP. Y funcionaba excelente en Windows 7. Lo que funciona no se toca, regla número uno en temas tecnológicos. Ojo, no estoy en contra de las innovaciones, que si no las hubiera seguiríamos con DOS... que sí funcionaba bastante bien :p

Lo que digo es que, de todo lo que había para cambiar cambiaron casi todo; no es poca cosa. Y... ¿de qué se quejó la gente? De que no podían ir directamente al escritorio y de que una vez que llegaron allí no encontraron su botón de inicio. Sencillo. Todo el resto del paquete lo aceptaron con mejor o no tan mejor disposición, pero lo aceptaron sin chillar.

No hay problema, dije, seguramente mucha gente ya pasó por aquí: veamos cómo reponer el botón y su menú de inicio y arreglar el tema del escritorio.

Efectivamente, habían varias soluciones y parches. Luego de buscar y probar bastante me decidí por Classic Shell, una alternativa muy completa y, destacable, estaba disponible en SourceForge. Está muy bien soportada por Ivo Beltchev, su desarrollador principal y tiene excelentes críticas de muy buenos revisores. Hay otras soluciones, pero ésta es a mi modo de ver la mejor por varios cuerpos.

Instalé primero la versión 3.6.7 y voilà!, salto al escritorio al inicio y tengo mi botón de inicio con mi menú. Absolutamente genial, incluso el el diseño del botón podía ser el mismo logo de W8 (Metro Style). Luego detecté que la caja de búsqueda del menú de inicio no encontraba archivos sino sólo aplicaciones o programas instalados. Pucha dije... y esperé a que llegara una actualización. La siguiente actualización avisaba que perdería el ícono Metro y no decía nada de corregir la caja de búsqueda, así que me quedé con la versión instalada nomás.

¿Esperando algo? Sí, esperando a que llegara Windows 8.1 que prometía el regreso del botón de inicio. Y otras cosas, pero lo que me importaba era recuperar un Windows de Escritorio, caramba. Si después de todo no tengo una tableta ni mi notebook tiene pantalla táctil; y aunque la tuviera, estoy acostumbrado a un teclado de tamaño completo y mouse. Y chau, no jodan con otras cosas en mi espacio de trabajo.
 

La promesa de Windows 8.1

Bien, esperando, esperando... llegó W8.1 y como siempre recomiendo, esperé unos días más, para entender los problemas a los que se enfrentarían los agolpados probadores del día cero. Durante esa espera y navegando los foros aprendí tres cosas: No pasaría nada al instalar la actualización, salvo que sería lenta (3.6 GB), que posiblemente desaparecerían algunas configuraciones previas de mi máquina (nada grave) y por último, que el botón de inicio sería una decepción. Aun así desinstalé Classic Shell y actualicé Windows a su versión 8.1.

La máquina: igual, anda bien. Y efectivamente, el botón fue una absoluta decepción. Ahí está, de adorno. Porque lo único que muestra es el menú parco y poco práctico que ya mostraba W8 al hacer clic en la esquina inferior izquierda del escritorio, y sin botón de adorno. No hay menú de inicio. No hay caja de búsqueda de texto. Nada de la funcionalidad del excelente menú que arrancó con WXP y mejoró con W7. Y no me vengan con Tiles o con Programas Anclados a la barra de tareas, porque eso es un enorme bluff.
 

¡Qué desilusión!

Pero... un minuto... ¿qué pasaría si...? ¿Qué pasaría si instalo Classic Shell nuevamente? Fuí a SourceForge a buscar la última versión y me enteré de que Classic Shell se mudó de sitio y dejó de ser Open Source. Ahora está en www.classicshell.net.
 

Classic Shell v4.02

Fue fácil encontrar la razón de que esto sucediera. Ivo Beltchev se cansó de que le robaran el código para armar clones de su solución. Los clones están ahí, a la vista de todos y la verdad es que me llamaba la atención que lo permitiera cuando conocí el programa la primera vez. No me sorprende que se decida por ofrecer una solución de código cerrado. Me parece bien y sigue siendo limpio, transparente y el dinero que se paga por esta solución gratuita (en forma de donación) está bien pagado porque el tipo se lo ha ganado y se lo merece.

Así que instalé la última versión disponible el 11 de noviembre, la 4.0.2. Anda muy bien, la caja de búsqueda ahora funciona como debe y permite -cosa interesante- utilizar el botón de inicio Metro de W8.1 para activar el menú de inicio de Classic Shell. Fantástico.

05Classic Shell tiene muchísimas opciones de configuración. Yo sugiero elegir las siguientes, que me dieron buen resultado, y dejar las restantes en sus valores predeterminados:

(Primero, clic con el botón derecho del mouse sobre el ícono de Classic Shell)

 

Primera opción, destildar “Replace Start Button”:

06

Segunda opción, “Skip Metro screen”, para ir directo al Escritorio:

07

Tercera opción, acomodar el Skin a gusto del paladar propio:

08

Cuarta opción, elegir estilo de menú y, si aún no lo hizo, ¡destildar “Replace Start button”!  :)

09

En caso de encontrar algún inconveniente o de tener alguna duda en las configuraciones del programa, sugiero visitar los foros de Classic Shell. Son muy completos y están llenos de sugerencias útiles.

Así se ve Classic Shell utilizando el botón de inicio estándar de W8.1:

10   11

12   13


¡La caja de búsqueda está de regreso!

¡...y funciona!

 14

otro ejemplo:

15


Cerrando: Classic Shell me parece la solución óptima para el problema del botón de inicio y su menú para W8 y W8.1, pero no para W7. No me pinta que agregue suficiente en "productividad" en W7. Puede ser discutible, porque el potencial de este programa es gigantesco, pero mi sugerencia es considerarlo sólo para W8+.


¡Suerte! ...y aguardo los cachetazos :)